Muchos dolores encuentran en la Acupuntura, y sobre todo en la Moxibustion una mejoría rápida donde han fallado los analgésicos y todo tipo de manipulaciones fisícas desde la Osteopatía, Quiropraxia, Fisioterapia y otras formas de manipulación física.

¿Cómo se explica esto?

  • La manipulación moxaterapéutica espécifica de los puntos bioenergéticos produce la secreción de endorfinas.
  • Libera los factores patógenos que condicional la patología, como el facto frio-humedad, etc.
  • Permite el flujo de energía no son en las partes sansa, sino también en la partes enfermas y dolorosas.
  • Calma el Shen del paciente, su sistema nervioso, una condición indispensable para que se produzca la mejoría de las enfermedades.
  • Es de acción mio-relajante.
  • Facilita el flujo de los “líquidos orgánicos”.
  • Fortalece el sistema de defensa.
  • Tonifica el Bazo, Riñón e Hígado; órganos con gran incidencia sobre los músculos, las articulaciones, la génesis de la sangre, la filtración de desechos, el crecimiento y la osteogenesis.

La Moxibustion puede servir de terapia principal o de apoyo en cualquier tipo de dolor y patologías osteo-musculo-articulares, ya sean degenerativos, traumatológicos, infecciosas o auto-inmunológicas y lesionales:

  • Cefaleas.
  • Artrosis.
  • Artritis.
  • Bursitis.
  • Tendinitis.
  • Lumbo-ciática.
  • Síndrome del tunel carpiano.
  • Esguince.
  • Hombro doloroso / congelado.
  • Fibromialgia / SF Crónica.
  • Dolores neuropáticos.
  • Neuralgia del trigémino.
  • Neuralgia post-herpética.
  • Hernias discales.
  • Protusiones.
  • Osteoartritis.
  • Osteoporosis.
  • Etc.

Donde hay dolor, hay cese o dificultad del flujo energético. El dolor detiene la energía, y la detención o desviación de la energía a su vez produce dolor, rigidez, estancamiento, debilidad, etc.

Dr. Apollinaire Dschoutezo.