El Bazo es un órgano que cumple diversas funciones en el organismo. Tiene varias conexiones con la sangre (Xue), la producción del Qi y los músculos. El Bazo puede alterarse por varias causas:

  • Alimentación deficiente.
  • Consumo excesivo de alimentos fríos.
  • Demasiados alimentos de tipo Yin.
  • Desarreglos del Estómago (emparejado al Bazo).
  • Dormir exageramente en el lado izquierdo.
  • Ideación intensa.
  • Muchos focos de infecciones en el organismo.
  • Sedentarismo.
  • Vida emocional intensa.
  • Vivir en zonas húmedas.
  • Muchos esfuerzos de pensamientos (estudiantes y oficinistas, consejeros, filósofos y homeópatas, etc.).

El Bazo juega un papel en el control sanguíneo, los músculos y la funcionalidad de las extremidades. Con un Bazo sano, lo que favorece una buena circulación sanguínea, se tiene:

  • Buena capacidad de recuperación.
  • Buenas facultades mentales del pensamiento.
  • Color equilibrado y buena textura de la piel.
  • Flexibilidad general.
  • La piel cura rápida de sus heridas.
  • Mejora capacidad de razonamiento.
  • Memoria más vivaz.
  • Miembros fuertes.
  • Musculatura atractiva.
  • Piel bien nutrida.
  • Un latido del corazón que está bien regulada.
  • Una vista excelente.
  • Uñas fuertes.
  • Menos patologías crónicas.
  • Mejor capacidad de recuperación.
  • Mejor sueño y mejor despertar por las mañana.
  • La lista es amplia…

Hay diversas estrategias y protocolos en Acupuntura para mejorar la salud del Bazo. Un test de meridano de Bazo permite saber si está energéticamente optimizado.

Apollinaire Dschoutezo.

El Bazo se encuentra debajo de las costillas inferiores izquierdos en la parte delantera. Según la medicina occidental, su función es purificar la sangre mediante la filtración de los glóbulos rojos viejos o dañados, asi como los microbios, y también producir glóbulos blancos que actúan como guardianes de su sistema. La Medicina China tiene un enfoque completamente diferente para la salud y la enfermedad, siendo en gran parte sobre la base de las ideas con 3.000 años de antigüedad.

Tradicionalmente, el Bazo «transforma y transporta». Toma lo que viene del estómago, que convierte (transforma) en sangre, fluidos y Energía (Qi), y mueve (transporta), éstos alrededor del cuerpo, es de ir en los diversos tejidos. En realidad el órgano bazo no hace sangre, pero proporciona algo de lo que se necesita por el órgano de la energía del corazón para hacer sangre. El Bazo tiene numerosas otras funciones bioenergéticas.

Cuando esta función no se ve:

-Mala digestión.

-Falta de energía.

-Heces blandas.

-Sangre débil, dando lugar a lo que la medicina occidental reconoce como síntomas de la anemia.

-Incapacidad para perder peso.

-Incapacidad para ganar peso.

-Incaapcidad de seguir adelante, mental y emocionalmente.

-Lenta curación de la piel, con dificultad para la cicatrización.

-Acumulación de lo que en la medicina china se llama humedad, en forma de cataros múltiples.
La Acupuntura ofrece estrategias y protocolos para tonificar el Bazo.